Demencia

En esta banca, mientras los niños juegan,

Ellos me ayudan a divagar mi mente.

No puedo callar las voces mucho menos ignorarlas,

pero si darles ritmo, con color y sabor.

En esta banca los niños juegan,

veo mi vida correr desde aquella lejana juventud.

Me ayudan a  soportar este martirio,  aceptar mi soledad y curiosamente a comprender en cuestión,

con sus risas en claves de Do, Re, Fa, Sol.

Poco a poco los niños juegan y mis voces con ellos;
…ellas Cantan En Un Compás De Desolación.

Uno, dos, cuatro, tres;
Siempre me quedo esperándote.

Cinco, seis, ocho, siete;
Perdiendo siempre lo que nunca tuve.

Nueve, diez, doce, once;
La vida me aturde, no se que hacer.

Trece, catorce, quince, dieciséis;
La vida ya no sirve,  yo ya no te veré.

…ya no soy un niño, no vale sin ti vivir;
Uno, dos, tres, cuatro…

…la vida no sirve, no quiero ya vivir;
Cinco, seis, siete, ocho…

…todos  cantando perdiendo la razón, no saben que perderán el corazón;
Nueve, diez, once, doce…

…los niños se ríen, ¿Dios dónde estoy?;
Trece, catorce, quince, dieciséis…

¿Dónde están esos niños?, para dejarlos vivir…
Do, re, mi, fa, sol, la, sí, do.

Después de todo, ¿para qué dejarlos sufrir?
Lo mejor sera ayudarlos a morir.

¿Qué te costaba hacer esto en mí?
Solo hay que morir para ya no sufrir.

Iré al cielo si sigo así… Salve a estos niños, nunca llegarán a sufrir.

biger07-[AzaelReyes]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s